6 de March del 2017

La cascada vuelve a brillar

Las lluvias de marzo han alegrado el corazón del pequeño río Milans que ya discurre con ánimo por el jardín del Molí del Salt. La cascada, al fondo, entre l espesura del arbolado, cae con fuerza y alegra los corazones que se acercan a contemplarla. Las forsithias, a punto de florerecer, Narcisos, anémonas, prímulas y jacintos ya han salido a saludar la llegada inminente de la primavera.